CASAMINIUM

Administración de fincas

Madrid

Grupos de presión en comunidad de propietarios

Grupo-presión-comunidad-propietarios

Normas básicas para las instalaciones interiores de suministro de agua:

  • Dotar de aislamiento térmico a las tuberías de agua caliente para evitar pérdidas de calor y de fría para evitar las condensaciones.
  • Disponer de llaves de corte en los locales húmedos, excepto si se suministra a un solo punto.
  • Colocar grupo de sobreelevación en todos los inmuebles a partir de dos alturas, excepto en viviendas unifamiliares o en aquellas que la entidad suministradora garantice la presión en la red general.
  • Habrá, como mínimo, un grupo de presión por cada 60 suministros o fracción.
  • En el caso de instalar grupo de sobreelevación se deberá colocar dispositivo que permita el aprovechamiento de la presión de la red cuando ésta sea suficiente.
  • Dotar de dispositivo automático que garantice la renovación del agua almacenada en los depósitos reguladores, al menos, dos veces cada 24 horas.
  • Disponer en el cuarto de grupo de presión, instrucciones de funcionamiento y mantenimiento del mismo, así como esquema general de la instalación.
  • Se consideran tipo E a los suministros cuyo caudal es de 3 litros/segundo.
  • Se mantendrá el diámetro de la derivación general en agua fría y caliente hasta la entrada y salida de la caldera.

El correcto mantenimiento de los grupos de presión es un factor de importancia para evitar perjuicios y molestias a los vecinos y averías en las instalaciones.

Además, mantener una adecuada presión evita en el estancamiento de agua en los depósitos y aljibes y, por tanto, la proliferación de agentes infecciosos.

También es importante el mantenimiento, limpieza y desinfección periódica de estos aljibes y depósitos y del resto de los sistemas de distribución de agua de consumo humano.