Libro-del-edificio-comunidad-de-propietarios

Libro del Edificio

La entrega del Libro del Edificio a los compradores de una vivienda, o a sus usuarios finales, es un imperativo legal ordenado por el artículo 7 de la LOE.

La primera disposición transitoria de la Ley de Ordenación de la Edificación indicaba que esta obligación era aplicable para todas las obras para cuyo proyecto fuera solicitada licencia de edificación con posterioridad al 5 de mayo de 2000. 

El Libro del Edificio es un elemento de gran importancia, ya que ordena las instrucciones de uso y mantenimiento, que, en caso de incumplimiento, determinará la responsabilidad de los compradores si se produjera un daño directa o indirectamente relacionado con él.

No obstante, al adquirir una propiedad en un edificio, debe prestarse una especial atención a estas instrucciones de uso y mantenimiento para evitar que puedan estarse desplazando hacia los adquirentes determinadas cargas que, en realidad, debieran corresponder a quienes participaron en la contrucción del edificio. En este caso, ante instrucciones de uso y mantenimiento patentemente exageradas, lo recomendable es corregirlo de la manera más rápida posible encargando a un experto un informe pericial y, de ser favorable, interponer una demanda que impida este malicioso aprovechamiento.

Desde Casaminium Administración de Fincas recomendamos, siempre, a las comunidades de propietarios que administramos abandonar la indolencia e indiferencia ante las exigencias de conservación y mantenimiento de los edificios, ya que, a la larga, constituye una forma de actuación gravemente antieconómica para la comunidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información Política De Privacidad.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Cerrar.