Amianto-Peligro-en-comunidad-de-vecinos

Amianto: Un peligro real en comunidades de propietarios

Desde la Guerra Civil hasta los años 80 se realizó un empleo masivo del amianto en la construcción para aislamientos térmicos, bajantes, tejados, depósitos de agua, colectores de humos, etc.

La constatación del alto poder cancerígeno que tienen las fibras de este material hizo que en España se prohibiera definitivamente su empleo en cualquier forma o producto en 2002.

La Unión Europea se ha fijado, además, como objetivo su erradicación de todo tipo de edificaciones en 2028.

El fibrocemento, si está debidamente aislado y bien conservado, no es tan preocupante como aquellas estructuras de amianto que presenten evidente estado de degradación o las lanas aislantes presentes en los falsos techos, ya que son las más susceptibles de liberar fibras y, por tanto, más tóxicas.

Las estructuras de amianto, por lo general, comienzan a degradarse a partir de los 40 años.

La retirada y desinstalación de estas estructuras exige el empleo de procesos especializados, por lo que deberá realizarlo una empresa habilitada para ello y que, también, tendrà que encargarse de su reciclaje.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información Política De Privacidad.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Cerrar.