Malas-practicas-en-la-administracion-de-fincas

Malas prácticas en la administración de fincas

Una comunidad de propietarios mal administrada ocasiona que las viviendas se devalúen porque no se realicen los mantenimientos y obras necesarios en las zonas comunes o se hagan con un sobrecoste financiero importante.

Las dos prácticas habituales en una mala administración de fincas son:

  • Cuenta única. El administrador lleva todos los ingresos y gastos de las comunidades que gestiona a través de una sola cuenta de la que, además, es el único titular.
  • Oferta de servicios integrales. La administración gestiona la comunidad y la provee de todos los servicios que requiera (limpieza, reparaciones, jardinería, etc.).

Para que la comunidad sea gestionada de manera transparente y pueda acceder a mejores servicios y precios competitivos, es necesario que la cuenta bancaria sea de titularidad comunitaria, con firmas mancomunadas, y se posibilite la libre competencia entre proveedores.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información Política De Privacidad.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Cerrar.